Entre cantos y bailes se celebró el Inti Raymi en Cusco

0
244
La fiesta llega a congregar a unas 80,000 personas que se agolpan en cerros contiguos a observar la ceremonia.

El 24 de junio es el día en que el Sol, después de haberse alejado, vence a la oscuridad y vuelve a la Pachamama o Madre Tierra en quechua. Para las civilizaciones actuales, se trata del solsticio de invierno en el hemisferio sur. Para los incas, es el momento del Inti Raymi, la fiesta del Sol.
“El 21, 22 y 23 de junio el Sol está lejano aún, y en el 24 el Sol vence e inicia su vuelta hacia la Pachamama, y al volver promete la fructificación. Éste es el simbolismo andino de la fiesta solar”, explica a la AFP el viceministro de Turismo, Rogers Valencia.

En la explanada de la fortaleza de Sacsayhuaman, lo esperan ciudadanos de los cuatro suyos del Tawantinsuyo (cuatro regiones, en quechua). Danzan y le llevan lo mejor de sus cosechas, piezas textiles y cerámicas.
Aguardan en las galerías unas 3,500 personas que pagaron su entrada para el espectáculo. Los ingresos más caros cuestan 150 dólares. La fiesta llega a congregar a unas 80.000 personas que se agolpan en cerros contiguos a observar la ceremonia.

Cusco